¿Quién hay detrás de las latas?

Dalalata

Como casi todo lo que vale la pena, nuestro inicio es fruto de un pequeño accidente. Nuestra empresa se dedicaba al recubrimiento sobre todo tipo de materiales, sobretodo a nivel industrial, y es una empresa con muchísimos años de experiencia trabajando con grandes cantidades.

Como madre de varios, uno de los problemas con los que tenía que batallar cada día era la enorme cantidad de juguetes, trastos, fichas y otros objetos de tortura para mis pies que rondaban en el caos por nuestra casa. Muchos contenedores, pero la mayoría no muy bonitos, prácticamente todos de plástico.

Un día, mirando las innumerables latas de pintura vacías que acabábamos de usar en un trabajo, me di cuenta que la solución estaba justo delante de mis ojos. Agarré unas latas, las llevé a nuestro taller y las personalice con unos diseños y colores básicos. Al llevarlas a casa, los peques se enamoraron al instante.

Al visitarnos algunos amigos, vieron nuestros nuevos contenedores para los juguetes, e inmediatamente me pidieron unos para ellos. Poco a poco, hemos ido creciendo, creando más modelos, empezado a exportar… pero siempre hemos tenido nuestra alma presente: ayudar a mantener nuestra casa en orden, sin perder ni un ápice de estilo.

 

El equipo

A pesar que Dalalata lo empecé yo, no sería posible sin el equipo que me acompaña. Kevin y sus dos ayudantes ponen sus manos y pericia para preparar, pintar y revisar todas y cada una de las latas que salen de nuestro taller.

Y no nos podemos olvidar de CrisCesc, Uri y Helga, nuestros creativos que se encargan de todo lo relacionado con lo gráfico, desde los diseños que estampamos en nuestros productos, hasta esta web que estáis visitando ahora.

Que podáis ver nuestras latas es culpa de Dani, nuestro fotógrafo titular, un virtuoso de las luces y un enamorado del color.

Todos juntos formamos la familia que no para de #darlalata!